2 mar. 2012

Detenidos 4trabajadores de una granja que maltrataba a los cerdos.

La Guardia Civil ha detenido al encargado y a tres trabajadores más de la granja de cerdos de Fuente Álamo en la que la organización Igualdad Animal denunció ante los juzgados un delito continuado de maltrato a esos animales con barras de hierro y extracción de lechones con cuchillos a cerdas preñadas aún vivas.

En las imágenes se ve cómo hasta tres trabajadores golpean con barras de hierro a cerdas preñadas




Según un comunicado del instituto armado, los detenidos, todos vecinos de esa localidad murciana, responden a las siglas A.J.J.H.; de 22 años; B.A.M.A., de 32, y J.I.R.R. y L.M.M.R., de 40. Los cuatro han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción de guardia de Cartagena, al que han llegado las diligencias instruidas, que también se han remitido a la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de la región de Murcia.


Cuando la Guardia Civil inspeccionó las instalaciones de la granja, acompañada de veterinarios de la Dirección General de Ganadería del Gobierno de Murcia, había en ella más de 3.000 hembras reproductoras y 7.000 lechons. El propietario de la explotación porcina dedicada a la venta de lechones de hasta siete kilos también denunció a estos trabajadores tras ver el vídeo que otro de los empleados había grabado sobre los maltratos y que Igualdad Animal colgó en internet y denunció el pasado día 20 en los juzgados de lo penal de Madrid.

En las imágenes se ve cómo hasta tres trabajadores distintos golpean con barras de hierro a cerdas preñadas y les extraen del vientre los lechones abriéndolas con un cuchillo mientras aún están vivas, y cómo a otros animales les clavan espadas en los costados hasta que mueren desangrados tras minutos de agonía, mientras los agresores ponen el pie sobre ellos jactándose de su victoria.

Los vídeos fueron grabados entre septiembre de 2010 y enero de 2012 por uno de los trabajadores, que, tras tres años en la empresa, se dirigió a Igualdad Animal, que denunció que "cuando los encargados consideran que una cerda embarazada no será aceptada en el matadero por estar coja o ser incapaz de caminar deciden extraerle brutalmente sus lechones antes de matarla". Con ese objetivo, "acosan y golpean repetidas veces en la cabeza a la cerda con una barra de hierro antes de abrir su abdomen y útero con una cuchilla mientras ella está todavía consciente", y después es abandonada hasta que muere.

Los malos tratos eran "constantes y rutinarios"
El empleado que se dirigió a Igualdad Animal decía haber presenciado más de 50 veces la matanza de cerdas adultas con espadas y afirmaba que esos malos tratos eran "constantes y rutinarios". Según la organización, los maltratos, el último de los cuales fue documentado hace un mes, "evidencian los comportamientos sádicos hacia los indefensos animales y constituyen un delito continuado de maltrato animal, recogido en el artículo 337 del Código Penal".

El Código Penal sanciona con hasta un año de prisión, e inhabilitación especial de hasta tres años para el ejercicio de profesión o comercio relacionado con animales, a quienes maltraten injustificadamente a un animal doméstico o amansado y le causen la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su estado físico.

fuente:
http://www.publico.es/espana/424395/detenidos-cuatro-trabajadores-de-una-granja-que-maltraban-cerdos